Faralá: subida a la ciudad palatina

Hace unas semanas, a través de las redes sociales, descubrí, por casualidad Farala, que nos propone cocina creativa con Javier de Bordons a la cabeza. Así que, aprovechando que era una ocasión especial, allí que nos fuimos. 

Cuesta Gomérez: una ubicación especial 

En Faralá nada sucede por casualidad, ni los platos, ni el trato en sala, ni por supuesto la ubicación, ni el nombre. Vamos por partes. 

La Cuesta Gomérez es una zona especial puesto que da acceso al monumento más visitado, la ciudad palatina de la Alhambra y en la que podemos encontrar una de las joyas del Renacimiento: la  Puerta de las Granadas, diseñada y construida por Pedro Machuca para conmemorar la visita de Carlos V durante su luna de miel, Emperador que nunca volvería a Granada pese a tener aquí su Palacio. 

Y… ¿por qué Faralá? Aunque yo ya me imaginaba de dónde podía venir el término, fue el propio Javier el que me lo confirmó, viene del árabe Farah, que significa alegría. 

Faralá: del entrante a los postres pasando por el cordero segureño 

Lo primero que nos sorprende de la carta es que los platos tienen nombres sugerentes y en lugar de la descripción vienen las inspiraciones del chef para crear el plato o el tipo de sabor que vamos a encontrar. 

Empezamos con lo clásico: una ensalada, aunque como podéis ver en la foto el plato es de todo menos clásico.

A continuación pedimos un plato de carne y uno de pescado. Para la carne elegimos un producto granadino, el Homenaje al Cordero Segureño, en el que te ofrecen varias partes de este manjar como el carré y lo sirven acompañado de otro producto tradicional de la tierra, reinventado: la tortilla del sacromonte

Como os comenté por instagram, desde que vi la carta tenía claro que quería probar este plato, caballa semicruda con ñoquis diferentes, amontillada con ajo blanco y acabado en mesa con falsa leche de ajo y jenjibre. 

Y, claro está, no nos podíamos ir sin probar las creaciones de Alberto Ariza, la parte dulce de Faralá. A mí me encanta probar todo lo que tiene reminiscencias andalusíes, por eso el postre elegido fue el mozárabe, una combinación de yogur, chutney de mango y curry. 

 Monumentos cercanos:                                                       Alhambra (750m)                                                                                     Archivo de la Real Chancillería (350m)                                             Escultura Yehuda Ibn Tibbon (170m) 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s