La Alpujarra: un roadtrip gastronómico

¿Qué tendrá la Alpujarra que conquista a todo aquel que la visita? En este post, además de un viaje gastronómico, hacemos un viaje en el tiempo hasta los últimos vestigios de Al Andalus, donde las comunidades moriscas pelearon hasta el final por su Granada pese a que Boabdil ya hubiera entregado la llave de la Ciudad a los Reyes Católicos.

La historia, y su especial localización (entre Sierra Nevada y el Mediterráneo) hacen de la Alpujarra granadina un conjunto de pueblos blancos, donde se mantiene muy vivo el amor por lo artesanal.

Jamón de Trevélez

Trevélez: jamones con Indicación Geográfica Protegida

Tras numerosas curvas nos encontramos en el pueblo más alto, Trevélez y el cuerpo nos pide hacer una parada en la Venta El Buñuelo para que se nos asiente el estómago con una buena tostada, como no podía ser otra, de jamón con tomate, un producto con IGP.

Pan de Capileira

Capileira: panes, soplillos y tortas de lata

Cuando pensamos en la Alpujarra, una de las imágenes que nos viene a la mente es la de los terraos, tejados planos de pizarra rematados por altas y delgadas chimeneas cilíndricas; esta arquitectura, de tipo bereber, es la que encontramos en Capileira.

Pero, siguiendo con nuestro propósito gastronómico, nos acercamos hasta la panadería familiar J. López, donde nos atiende Susana que nos enseña su obrador y nos explica el proceso de elaboración del pan con masa madre (recientemente ha sido premiada por la Ruta del Pan Española) y otros dulces tradicionales de la zona como los soplillos o la torta de lata. Es imposible salir de allí sin llevarse alguno de sus productos.

Para bajar el desayuno y capturar en la retina o en la cámara las mejores vistas de Capileira y Pampaneira, lo mejor es hacer la ruta entre los dos pueblos andando, pasando por Bubión.

dav

¿sabías que el plato alpujarreño tiene un origen real?

En Capileira, Mesón Poqueira, descubrimos el origen real del plato alpujarreño. Jaime de Mora y Aragón (hermano de la Reina de Bélgica) pidió el plato más representativo de la casa, que en aquel momento eran patatas a lo pobre con huevos y pidió que “le añadieran jamón, morcilla y longaniza, para hacer un plato más completo y sabroso”.

Por la zona, la mayoría de bares y restaurantes ofrecen este plato ya sea en menú o a la carta, nosotros paramos en Casa Diego ‘El Alpujarreño’ en Pampaneira, con un día espectacular para disfrutar de su terraza, aún siendo finales de Octubre, y rematar el día con una leche frita y una visita a la fábrica de chocolate Abuela Ili.

La Alpujarra, una escapada gastronómica que os dejará con muy buen sabor de boca.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s